¿Cuántas veces has ingresado a la emergencia de un hospital por una dolencia lumbar o de columna? ¿Alguna vez te has preguntado si realmente es una emergencia o una urgencia? ¿Cuál es la diferencia entre una u otra?
Para muchas de las personas un malestar o dolencia que se manifieste de manera repentina o se complique a lo largo de las horas, consideran que requiere de una atención inmediata, lo que hace necesario acudir al centro de salud más cercano, específicamente al servicio de Emergencia. La pregunta es: ¿es una emergencia?
 
Partamos teniendo en claro que una emergencia y urgencia no son lo mismo. La emergencia es aquella situación en la que la vida del paciente está en peligro, por lo que debe recibir una asistencia médica de manera inmediata. En cambio, una urgencia es aquella situación que no amenaza de forma inminente la vida del paciente; si bien requiere de atención, su vida no se encuentra en peligro.
 
Teniendo claro esto, diremos que el servicio de Emergencia brinda atención a todo aquel paciente que acude y manifiesta una dolencia.

¿Cómo funciona este servicio en QuiroBio?

Para Bretto Zaveedra, coordinado del servicio de Emergencia de QuiroBio, es “una de las puertas de entrada de todo el complejo para el paciente. No contamos con cupos de atención ni mucho menos un horario fijo. Nosotros atendemos a todo aquel que llegue, las 24 horas del día y en cualquier momento durante los 365 días del año”.
 
Hace más de un año modificamos nuestra forma de atender a los pacientes; sustituimos la movilización propia del paciente por todo el área por una atención centrada en la inmediatez y en la que es el profesional el que se desplaza por el área y monitorea a los pacientes. “Somos el primer Centro Quiropráctico, en presentar un modelo de emergencia propio de una clínica, y que ha dado grandes frutos: la tranquilidad y seguridad del paciente”, asegura la Dra. Pilar Ruiz.