El ajuste Quiropráctico raramente causa incomodidad. Sin embargo, los pacientes a veces pueden experimentar un leve dolor después del tratamiento (como con algunas formas de ejercicio) que generalmente se resuelve en 12 a 48 horas.